martes, enero 12, 2010

Presente.

Me aparto de mi propósito inicial. Desde el principio no quise hacer de este escaparate un púlpito ególatra de desmesurados escritos pero, de vez en cuando, el duende de los inconscientes gambetea por las canchas cerebrales y marca un gol, insospechado, en propia meta.
Queridos ciudadanos de Cicely: os dejo una muestra más de mi delirio literario, solicitando, como siempre, vuestra clemencia.

ECLIPSE

Dile que no recuerdas
los días que tu aplicado
olvido han destruido.
Que sus enseres rotos
no duermen en el baúl
basura del pasado.
Que has sido fiel y añoras
los mismos crepúsculos
en la frontera del alcohol.

Dile que sus brazos son
irrespirable aliento suicida
ávido de mañanas.
Que concedes certezas
al presente fingido
y la distancia es unión,
la ausencia crisálida
y el olvido un túnel
mortecino y dócil.

Haz un esfuerzo y miente,
en tu escapada final,
para vestir el dolor
de indecisos espejos.

Y que los arañazos
de tu eclipse sean
cauces inadvertidos
de instantes pretéritos.

1 comentario: