viernes, abril 09, 2010

Presente.

Tenía apuntado en el debe de mi balance una asistencia a un acto de mi amigo Rafael Soler. Afortunadamente ayer pude saldar mi deuda asistiendo a Libertad 8 para disfrutar con el autor de Los sitios interiores y Maneras de volver en un recital elegante, bien llevado y cómplice, que hizo que la tarde-noche madrileña pasase fugazmente entre versos nítidos y entrañables. Un lugar abarrotado para abarrotarnos de poesía (¿dónde has estado escondido tanto tiempo, Rafael, privándonos de tus versos?) y guiños pícaros de ingenio.
Después de Enrique Gracia y Elvira Daudet, Rafael Soler era el tercer as que faltaba en la jugada de las Hazversidades Poéticas que, mensualmente, se escuchan en el Café Libertad 8 y que continuarán, cada día 8 a las 8, mes a mes, incansablemente.

Pude reencontrame con Paco Caro y Rafael González Serrano (ambos con dos nuevos libros en puertas) y charlar tranquilamente con este último, en una larga perorata, de poesía y poetas.

Espero que haya más días como el de ayer, junto a Rafael Soler, para seguir escuchándole.
Os dejo un inédito para disfrute.

TODO CUANTO LLAMAN NOSTALGIA CONSENTIDA

Un collar de perlas
para anudar tu cuello con el mío

un lunar a lo Casilda un poco más abajo

una nalga hidráulica que todo lo permita
colmando inexpresiva mi apetito

una media celeste
un pezón al que no asuste su abandono

y una falda trágica
izada a más de más de lo más alto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada