jueves, noviembre 08, 2012

Letras ajenas: Adrienne Rich


Porque ya no somos jóvenes, las semanas han de bastar
por los años sin conocernos. Sólo esa extraña curva
del tiempo me dice que ya no somos jóvenes.
¿Caminé yo acaso por las calles en la madrugada, a los veinte,
con las piernas temblandome y los brazos en éxtasis más pleno?
¿Acaso me asomé por alguna ventana buscando la ciudad
atenta al futuro, como ahora aquí, esperando tu llamada?
Con el mismo ritmo tú te aproximaste a mí.
Son eternos tus ojos, verde destello
de hierba salvaje refrescada por la vertiente.
Sí. A los treinta creíamos ser eternas.
A los cuarenta y cinco deseo conocer incluso nuestros límites.
Te acaricio ahora, y sé que no nacimos mañana,
y que de algún modo tú y yo nos ayudaremos a vivir,
y en algún lugar nos ayudaremos tú y yo a morir.
                             (De Veintiún poemas de amor)

4 comentarios:

  1. Todo es tan relativo, el futuro es la madre del pasado... Tan larga que es la curvatura del tiempo que es extraño coincidir...anoche desperté por la madrugada con esa sensación extraña de no saber si aun se esta vivo...Cosas que a los treinta no sentía...Que tengas un buen inicio de semana

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre te contesto tarde, amiga Nina.
      Gracias (miles) por tus visitas.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  2. como te quiero amigo! solidario, ameno!!! te aprecio un montón!!1
    un abrazo
    lidia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer leerte y un orgullo tus elogios.
      Besos, Lidia!!

      Eliminar