miércoles, marzo 13, 2013

Letras propias: Impostura poética



IMPOSTURA POÉTICA

                                            El acero de las calles templa mi alma.
                                                              José Miguel Campos

Nada tan cercano y diferente
que la lluvia contraria que aviva la transparencia,
el principio de la estrofa,
la multiplicidad del todo
en la sangre del reflejo.

Una pertenencia irrepetible
en la inconsistencia de los registros,
en los escombros y los residuos
de cada página.

Nada tan figurado
que el silencio del horizonte
y sus significados escritos: hielo
manifestado en la superficie
donde resbalan los propósitos
y las sílabas conscientes.

Nada como el vacío,
los elementos
o el acero que templa la figuración:
esa extensión distinta que abarca
desde los párpados
al nuevo continente de luz
que crea
el poema.

                          de Cuadros sin colgar

10 comentarios:

  1. Estupendo silencio elocuente -heideggeriano, tal vez-, interesante cita introductoria... y muy grata lectura, ¡pero eso como siempre!
    Besos, saludos: laureles en el horizonte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradecido por tan culto comentario.
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. No tengo palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni yo foto/nombre a quién agradecer la visita, querido/a amigo/a.
      Un placer, no obstante.
      Saludos!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias Inés: un placer tenerte por aquí.
      Besos!!

      Eliminar
  4. Nada como el agua fresca para dar color a los pensamientos, para lavar todo hasta ver que hay tanta luz para parir un poema tan bello...Besos :)

    ResponderEliminar
  5. Como siempre, un comentario excesivamente generoso, Nina.
    Gracias y un abrazo!!

    ResponderEliminar
  6. mi amigo!!! que bello poema!!!!
    un abrazo fraterno
    lidia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánto tiempo , Lidia!!
      Abrazos agradecidos!!

      Eliminar