viernes, diciembre 06, 2013

Letras propias: Puntos suspensivos



Puntos suspensivos


De repente, el insomnio.

El frío que asesina mientras se escribe
bajo la ventisca,
el vaho que enmohece las extremidades
si se galopa en la carretera,
la nada…

De repente, una casa vacía.

Una lavadora encendida
y la ropa sin tender,
marcos desubicados, ceniceros con colillas,
maullidos de nostalgias, futuros
suspensos, gallos cantando en la oscuridad
y monólogos sin respuesta…

De repente, el paisaje cataclismo.

El chasquido del tabaco quemándose,
imperfecciones en los espejos, estómagos
vacíos, pantallas muertas,
enumeraciones concatenadas, tristezas
alternativas, adjetivos cincelados
para criticar veintitrés
versos en huida…

De repente, lágrimas
cayendo de los ojos como el otoño…




5 comentarios:

  1. Cuando la soledad se asoma el paisaje siempre es desolador, y lo has reflejado muy bien.
    Cariños....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita y el comentario, amiga.
      Besos!!

      Eliminar
  2. Esa casa vacía, ese paisaje arrasado que describes, esa melancolía de sabido.
    Un abrazo José Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Paco. Te tengo abandonado pero espero compensarte pronto. En cuanto pasen estos tiempos de prisas y desenfrenos.
      Abrazos miles!!

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar