martes, julio 22, 2014

Letras propias: Cuaderno de conclusiones (15)



                                                    Invítame a tu lecho en septiembre.
                                                                                    Milagros Salvador
  


Un anexo inconsistente.
Una cuña en la mejilla para intentar evitar una mueca de desasosiego en el rostro.
Una historia sin importancia.
Un dos sin tres.

Una gota seca en el papel
Una anécdota simple y estéril.
Una baldosa rota en el ángulo
Una llamada sin responder
Un colchón sobre el suelo.

Un pétalo dormido del que, dicen, oculta algo único.

Una conjunción de tramas impronunciables, acicaladas, protagonistas del baile en el salón de las sábanas donde la danza inicia una cuenta atrás.

Treinta, veintinueve, veintiocho, veintisiete, veintiséis…

Un lecho ordinal para no llegar al cero.

Para no llegar a nada y mantener las estaciones.

Donde septiembre vuelve a ser junio en un bucle embustero del tiempo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada